Ingerir de 2 a 3 raciones diarias de leche y/o derivados, clave para la dieta durante el embarazo y la lactancia

La ingesta materna de leche durante el embarazo se asocia positivamente con el peso adecuado y la longitud infantiles, en el momento del nacimiento.

La prestigiosa revista Advances in Nutrition (Factor de Impacto FI 6,85 y tercera mejor revista en la categoría de Nutrición y Dietética, de un total de 83, según Journal Citation Reports, JCR) ha publicado una investigación sobre los efectos del consumo materno de leche y productos lácteos durante el embarazo y la lactancia de los profesores del Departamento de Ciencias Farmacéuticas y de la Salud (Grupo de Nutrición y CC de la Alimentación) de la Universidad CEU San Pablo, María Achón, Natalia Úbeda, Ángela García-González, Teresa Partearroyo y Gregorio Varela-Moreiras.

El objetivo fue evaluar la influencia del consumo materno de leche y productos lácteos, durante el embarazo y la lactancia, en el desarrollo adecuado tanto de la gestación como de la lactancia. Se podría sugerir que los efectos más evidentes encontrados, principalmente durante el embarazo, parecen concordar con las recomendaciones comunes de ingerir 2–3 raciones diarias de leche y/o derivados, especialmente en comparación con la ausencia o cantidades muy bajas de ingesta de leche en la dieta habitual.

Este informe se centra, principalmente, en los efectos derivados de la ingesta materna de productos lácteos sobre indicadores como el peso y la longitud del feto, la longitud del fémur fetal, la circunferencia de la cabeza, el aumento de peso gestacional, los partos prematuros, aborto espontáneo y el valor nutricional de la leche materna. Para ello, se realizó una revisión sistemática de los estudios disponibles publicados hasta mayo de 2018.

Aunque la cantidad y los tipos de estudios son limitados, parece haber una tendencia según la cual la ingesta materna de leche durante el embarazo se asocia positivamente con el peso adecuado y la longitud infantiles, en el momento del nacimiento. La falta de estudios impide sacar conclusiones relacionadas con los partos prematuros, abortos espontáneos y efectos directos sobre indicadores en lactancia

El embarazo y la lactancia se consideran periodos críticos en la vida de una mujer. Así, la dieta materna debe aportar energía y nutrientes suficientes para cumplir con los requisitos superiores a los habituales, así como las necesidades del nuevo ser humano en crecimiento. La dieta materna debe permitir a la madre proporcionar almacenes de nutrientes necesarios para un desarrollo fetal adecuado, así como una buena salud y calidad de vida en la infancia y después en la edad adulta. Entre los diferentes grupos de alimentos, la leche y los productos lácteos pueden desempeñar una función muy importante en el logro de estos objetivos, debido a su alta densidad de nutrientes y biodisponibilidad, así como su accesibilidad y consumo generalizado de la población.

Fuente: La Razón, España.
29-5-2019
Link: http://sialaleche.org/ingerir-de-2-a-3-raciones-diarias-de-leche-yo-derivados-clave-para-la-dieta-durante-el-embarazo-y-la-lactancia/

Troncal Norte Km 42 Vereda Las Despensas (Donmatías - Antioquia)       Tel. 866 30 31 - Cel. 311 719 28 56       servicioalcliente@lacteoslafontana.com