¿Creés que eres intolerante a la lactosa? Antes de dejar los lácteos,
consulta a un médico

Esta presunta indisposición debe ser confirmada por un profesional antes de modificar cualquier aspecto de la dieta.

Dolor de estómago, hinchazón o diarrea después de consumir lácteos pueden ser los síntomas típicos de la intolerancia a la lactosa. Sin embargo, si no se digieren bien los lácteos, no hay que suspender su consumo de inmediato. Lo ideal es que un médico establezca un diagnóstico.

Los problemas de digestión pueden deberse a otros factores, como otros alimentos o estrés. Hay pruebas con las que el médico puede establecer si el problema es efectivamente la lactosa.

Y es que además de la intolerancia primaria, debido a factores genéticos, hay otra variante: hay personas que no toleran bien la lactosa por una mucosa dañada del intestino.

Si se logra recuperar la mucosa, se puede seguir consumiendo leche sin problemas. En cambio, las personas con intolerancia primaria no tienen otra opción que adecuar su alimentación.

Tampoco sería necesario suspender del todo la leche o los lácteos. Las personas con intolerancia a la lactosa suelen tolerar hasta 250 mililitros de leche de una vez y hasta 500 mililitros repartidos en el día. A veces basta con elegir alimentos con menos lactosa. Los quesos y el yogur, por ejemplo, contienen menos lactosa que la leche fresca.

Como se recomendó al inicio de este artículo, lo esencial es la consulta médica para determinar específicamente cuál es el origen del problema gástrico.

Fuente: TN, Argentina,
30-11-2018
Link: http://sialaleche.org/crees-que-sos-intolerante-a-la-lactosa-antes-de-dejar-los-lacteos-consulta-a-un-medico/

Troncal Norte Km 42 Vereda Las Despensas (Donmatías - Antioquia)       Tel. 866 30 31 - Cel. 311 719 28 56       servicioalcliente@lacteoslafontana.com