¿Por qué somos los únicos mamíferos que consumimos leche después de la lactancia?

Somos los únicos mamíferos que consumimos leche después de la lactancia, éste es el argumento más utilizado por los detractores de este magnífico alimento, un argumento demagógico y basado en los mitos anteriores que no se sostienen en ningún principio sólido o mínimamente razonable. Y lo paradójico es que en cierta manera es cierto. Gracias a una mutación genética a lo largo de la evolución humana, los humanos adquirieron la capacidad de digerir la lactosa a lo largo de la vida más allá de la lactancia materna. Esta mutación coincide en el momento en que se empezó a domesticar al ganado y por tanto comienza el uso de la leche de los animales como alimento. La persistencia de esta mutación a lo largo de la evolución demuestra que el consumo de leche debió aportar una ventaja competitiva. Ocurre de igual forma con la capacidad que tenemos los humanos de cultivar la tierra, recolectar sus frutos y procesarlos para elaborar el pan o la cerveza y nadie los critica por ser los únicos mamíferos que bebemos cerveza o comemos pan. Si diéramos crédito a este argumento, deberíamos dejar de reír, de imaginar, de innovar, de crear, de componer música, de usar el lenguaje escrito, de inventar mitos…

La leche es un alimento diseñado por la naturaleza como tal para quien los produce, cierto, por ello es un alimento tan completo y con tan buenas propiedades, y los seres humanos hemos evolucionado y desarrollado la capacidad fisiológica, técnica y social de consumirla y procesarla en otros productos de mayor valor añadido para nuestra salud.

Fuente: Diario de Sevilla, España (2015)
Link: http://masleche.ec/por-que-somos-los-unicos-mamiferos-que-consumimos-leche-despues-de-la-lactancia/

Troncal Norte Km 42 Vereda Las Despensas (Donmatías - Antioquia)       Tel. 866 30 31 - Cel. 311 719 28 56       servicioalcliente@lacteoslafontana.com